Una madre se sacrifica por sus hijos y un padre emprende la más grande de las luchas

Más de una vez hemos escuchado decir que una madre es capaz de todo por sus hijos. Incluso, de dar la vida por ellos, esta es la historia de una pareja Erica y su esposo Carlos se conocieron en una fiesta de unos amigos que tenían en común, ambos cruzaron miradas y de inmediato sintieron atracción el uno por el otro. Pero el problema surgió cuando él se acercó a ella y descubrieron que no entendían ni una sola palabra de lo que decían.

Carlos recuerda riéndose de ese primer acercamiento y dice lo siguiente:

Yo no hablaba nada de inglés y ella no hablaba ni un poquito de español. Pero como pude le pedí que bailara conmigo y ella dijo que sí…

Luego de bailar ella le dio su número telefónico y al otro día él se dio cuenta que había perdido el trozo de papel en que Erica lo había anotado.

Carlos pensó que era el destino que le señalaba que no debía insistir con esa relación, pero a él le gustaba tanto que no le importó los presagios y por medio de un amigo y luego otro y luego otro, al fin dio con los datos de ella para poder contactarla.

Empezaron a salir y rápidamente se enamoraron y se casaron. Tuvieron un matrimonio muy bonito basado en el amor y el respeto, se amaron profundamente, pero algo les hacía falta, deseaban más que nada tener una familia completa, llena de hijos.

Por más que lo intentaron durante largos años, Erica no lograba quedar embarazada. Esto no afectaba su matrimonio, pero ansiaban hacer su sueño realidad. Gracias a unos amigos que habían tenido el mismo problema antes, decidieron intentar con la fecundación in vitro.

INTERESANTE:  El padre tenía que cuidarla por una noche. Una hora después, la llamaron a su madre con una terrible noticia

A las semanas de haber comenzado el tratamiento, un ultrasonido reveló que por fin Erica, a sus 36 años de edad, estaba embarazada, pero no de un bebé, sino de cuatro. Los esposos sentían que habían recuperado todos los años perdidos y la vida los bendecía con todos los hijos que deseaban en un solo embarazo.

El embarazo, concebido por medio de la fecundación invitro,era de alto riesgo por lo que Carlos no permitió que su esposa se esforzara en lo más mínimo, se encargó de proveer todo para su hogar y además hacer todas las labores de la casa.

Pero a pesar de sus esmerados esfuerzos, faltando un mes para dar a luz ella empezó a sentirse mal. Una mañana mientras él estaba en su trabajo de construcción, recibió una llamada que marcó el principio de la tragedia.

Erica había tenido una fuerte subida de tensión y la habían trasladado al hospital, los médicos le dijeron que tendría el parto en ese mismo momento, a partir de ese momento la vida de esta pareja cambiaría para siempre.

Lo último que recuerda Carlos de ese momento fue que llegó con toda prisa al hospital, justo antes de que a su esposa la ingresaran a la sala de parto, le dio un beso en la frente mientras estaba siendo llevada a toda velocidad por el personal médico en una camilla, ella le dio los nombres de los cuatro bebés y esa fue la última vez que se vieron.

La valiente madre trajo a sus cuatro hijitos al mundo con la ayuda de los médicos que le hicieron una cesárea de emergencia, los niños eran prematuros pero estaban sanos, una hora después murió a causa de un shock hipovolémico, una condición grave donde se experimenta una cantidad severa de pérdida de sangre. No tuvo la oportunidad ni siquiera de tenerlos entre sus brazos.

INTERESANTE:  Pitbulls salvan a una niña de ser abusada. Le arrancaron dos dedos y prácticamente le desfiguraron su rostro al...

Carlos recuerda que esa mañana al saber que sus bebés nacerían se sentía en el día más feliz de toda su vida pero para cuando llegó la noche era el más triste. Ahora tenía los hijos que tanto había deseado, pero su esposa había muerto, dejándolos solos y sin saber bien como afrontar el futuro. Estaba devastado.

Mira en el vídeo a continuación un reportaje que hicieron en un noticiero local de Phonix – Arizona donde le hacen llegar todo el respaldo de la cuidad que conmovida se solidarizaba con la familia después de la tragedia vivida.

Pese a su dolor sabía que debía ser fuerte por sus hijos, eso es lo que Erica hubiera querido y si ella no podía estar allí para verlos crecer y darles todo su amor, el lo haría por los dos. De cualquier forma la salud de los cuatrillizos no estaba todavía estable, requerían estar en cuidados especiales hasta completar su desarrollo. Los gastos del hospital eran cada vez mayores y además sabía que cuidar de sus cuatro hijos no sería una tarea ni fácil ni barata.

Por ello, un familiar cercano decidió crear una campaña en GoFundMe, para recaudar dinero y ayudar al viudo con todos los gastos del sepelio de su esposa, los requerimientos del hospital y las necesidades que se le van a ir presentando durante la crianza de sus cuatro hijos.

Al mes de estar en incubadoras, los bebés fueron dados de alta y Carlos los pudo llevar a casa. Actualmente su suegra, la madre de Erica, vive con ellos para ayudarlo con los niños, algo que él ha agradecido de todo corazón. No pasa un día en que no quisiera volver a ver a su esposa, la extraña cada momento del día, sin embargo, ve en la carita de sus hijos su esencia y tiene la certeza que desde el cielo ella vela por todos.

INTERESANTE:  Niña de 12 años mató a su abuela a martillazos, cuando la policía llegó llamaron a un sacerdote

 

Actualización de esta historia.

Gracias a la consagración de Carlos y al apoyo que recibió de muchas personas que le han hecho donaciones, así como a la constante compañía de la madre de Erica, hoy los cuatro bebés han crecido sanos y fuertes, tienen casi 4 años, ya van a la escuela y debido a que Carlos encontró recientemente un archivo en la tableta de su esposa fallecida, se enteró que ella quería que los cuatro fueran a la universidad, hablaran al menos dos idiomas y fueran sujetos amables y considerados con todos los que les rodearan.

Bajo estos pilares este gran padre los está criando, esperamos que todo continúe de esta forma y los niños sean el mejor recuerdo del paso de Erica en la Tierra así como el esfuerzo de su padre y la ayuda de todas las personas que se solidarizaron con su gran historia.

A continuación algunas imágenes de los niños ya grandes.

COMPARTE esta  historia con tus familiares y amigos.

Loading...

Comentarios